Radiaciones Terrestres, el factor que causa enfermedades como el cáncer

Según lo expresó el Dr. Hartman, en sus 30 años de práctica e investigación.

Nunca encontró un paciente con cáncer o seriamente enfermo (a excepción de afecciones causadas por bacterias o virus infecciosos) que no hubiera dormido o permanecido durante largos períodos sobre radiaciones terrestres, lo cual se condice con la considerable investigación llevada a cabo en Alemania en los últimos 50 años.

El Dr. Hager de Stetin, médico alemán presidente de la Asociación Científica de Doctores en Medicina, confirmó esta teoría en el 100% de los 5.348 casos de cáncer sobre los cuales llevó a cabo su investigación. El Dr. F. S. Andersen, a cargo de una clínica especializada en cáncer, contrató un radiestesista para registrar los hogares de sus 300 pacientes con cáncer.

Los resultados lo sorprendieron: todos los pacientes, sin excepción, habían dormido, durante un mayor o menor tiempo, sobre fuertes radiaciones terrestres.

Ya en 1929, Gustav Freiherr von Pohl, científico y radiestesista alemán, que como parte de sus investigaciones ideó una escala de 1-16 puntos para medir la intensidad de las radiaciones, demostró en todos sus pacientes que cuando la potencia supera los 9 puntos,

las radiaciones constituyen un inductor del cáncer. Estos resultados fueron aprobados por el Comité Central para Búsqueda e Investigaciones del Cáncer, en Berlín, que posteriormente publicó las investigaciones llevadas a cabo por el Dr. von Pohl. En su libro “Radiaciones Terrestres, el factor que causa enfermedades como el cáncer”.

El Dr. von Pohl revela, como resultado de las investigaciones que realizó en distintas ciudades de Alemania como Vilsbiburg y Dachau, entre otras, que el 100% de las personas que habían fallecido de cáncer durante los 10 años anteriores, habían dormido en lugares afectados por fuertes radiaciones terrestres.

En su intento por refutar la teoría del Dr. von Pohl, el Dr. Rambeau, Presidente de la Cámara de Medicina de Marburg, no tuvo más que aceptar, después de 3 años de investigación, que el 100% de los pacientes con cáncer bajo su observación habían estado expuestos a radiaciones terrestres y que, evidentemente, la causa de su enfermedad residía en ellas.

¿Y la ciencia médica ha tomado nota? …Nada más decir, que solo en EEUU el cáncer mueve más de 150.000 millones de dólares.

Mi experiencia me indica que en los casos de cáncer que he podido verificar en las viviendas examinadas, las personas enfermas están o han estado durmiendo sobre fuertes radiaciones terrestres, otros por radiaciones artificiales o ambas.

¿Por qué nos enfermamos?

A diario, se observa que una gran cantidad de pacientes no responden a los diversos tratamientos prescriptos por los médicos, a pesar de los numerosos estudios de diferente complejidad a los que se los somete.

La variedad sintomatológica con la que se presentan varía: En el plano físico, se observan afecciones neurológicas y cardíacas, tumores, reumatismos, úlceras, desregulación de las funciones orgánicas (digestivas, urinarias, etc.), embarazos con dificultades, jaquecas, cansancio, desgano, desvitalización; en el plano emocional, por otra parte, se observa ansiedad, depresiones, temores infundados, cambios de humor, intranquilidad, y muchas otras enfermedades más.

Sin embargo, no importa la cantidad ni la complejidad de tratamientos médicos a los que se sometan, mientras continúen durmiendo o pasando extensos períodos de tiempo sobre radiaciones de cualquier tipo, no se logrará eliminar esos síntomas y continuarán enfermos.

En pocas palabras, pasar gran cantidad de horas, día tras día, expuestos a radiaciones, ya sea durmiendo o trabajando, produce una gran cantidad de enfermedades.

¿Qué son las radiaciones terrestres?

Son las radiaciones que salen del subsuelo, atravesando la tierra, los edificios y llegando a la estratosfera.

En la vertical de fallas, fisuras geológicas, corrientes de agua, redes geomagnéticas,  emanan, por la ley de mínima resistencia, todo un conjunto de energías procedentes del subsuelo, fuertes radiaciones gamma e incluso gases radioactivos como el gas radón.

Las Redes geomagnéticas son líneas de radiación del campo magnético terrestre que recorren toda la superficie de nuestro planeta a la manera de un sistema nervioso y son invisibles a simple vista.

-La denominada “Red de Hartman” debido a que fue como resultado de las determinaciones sistemáticas y exactas desarrolladas por el médico alemán Ernst Hartman y su equipo de colaboradores en los años 50 que se descubrió la existencia de una verdadera “red” de radiaciones terrestres.

Estas líneas de radiaciones terrestres tienen un ancho aproximado de 21 cm. y se proyectan, (dependiendo de las anomalías del terreno) de norte a sur cada 2 mts, de este a oeste cada 2,50 mts, y verticalmente hasta la estratósfera.

-Red de Radiación diagonal” o “Red Curry” ya que, continuando con las investigaciones iniciadas por el Dr. Hartman, otro médico alemán, Manfred Curry, descubrió la existencia de franjas de radiaciones de 40 cm de ancho orientadas en diagonal con los puntos cardinales, y con una distancia aproximada de 6m Noroeste-Sureste y de 8m Noreste-Suroeste, distancias que varían dependiendo del terreno.

En pocas palabras, la Tierra se encuentra recorrida íntegramente tanto por líneas de radiaciones Hartman, Curry, como así también por fallas húmedas, etc., que a su vez se cruzan unas con otras, formando “cruces” y zonas patógenas.

 

#Tu casa es tu salud #consúltenos en saludiniciativa.com

entree_geologie_01_0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: